» »Unlabelled » CRECEN REMESAS y DISMINUYEN LAS MIGRACIONES.

Crecen las remesas y disminuyen los flujos migratorios
México / México 26 de Julio 2012

La crisis económica y el “Efecto Arizona” son los factores principales que han detenido el flujo de migrantes mexicanos a EEUU. 


 
Este año las remesas podrían lograr el mayor crecimiento anual desde 2007, puesto que desde el segundo semestre de 2010 las remesas hacia México han empezado a recuperarse y en forma acumulada mostraron variaciones positivas tras 2 años con disminuciones.

El informe Situación Migración México, una iniciativa conjunta entre la Fundación BBVA Bancomer y el Servicio de Estudios Económicos, México de BBVA Research, presenta el último reporte semestral con nuevas aportaciones a julio de 2012.

Destaca que para 2012 estimamos que las remesas podrían crecer en un rango de entre 7.3% y 8.1% en dólares, con lo que superarían los ingresos en dólares captados entre 2009 y 2011 y logarían un crecimiento anual superior al registrado en cada uno de los años del periodo 2007-2011.

Así, de mantenerse esta tendencia  creciente en las remesas, para finales de 2013 el flujo acumulado a 12 meses podría superar su máximo histórico, el cual se registró en 2007, de 26,049.6 millones de dólares.

Puntualiza que a diferencia de otros grupos de migrantes México aún no muestra una tendencia creciente en sus flujos migratorios, ya que la crisis económica iniciada en diciembre de 2007 en EEUU generó que los flujos migratorios provenientes de diferentes regiones disminuyeran.

Entre 2007 y 2009, se observan disminuciones de población  migrante de Europa, El Caribe, Centroamérica y Sudamérica, entre otros. Los flujos de México y Asia, las regiones con los mayores números de migrantes, permanecieron prácticamente estables en ese periodo.

A partir de 2010 comienzan a manifestarse signos de recuperación en la economía de Estados Unidos, con lo que los flujos migratorios de distintas regiones empiezan a incrementar, y para 2011 la población migrante de Asia, Europa, El Caribe, y Centroamérica es ya superior a la que existía en 2007.

El informe señala que dentro de  los grupos de migrantes con mayor importancia (por su volumen) únicamente México y Sudamérica no tienen un número de migrantes mayor que en 2007, aunque Sudamérica ya muestra una tendencia  ascendente en el total de migrantes. Conforme se consolide la recuperación económica de EEUU se espera que los flujos migratorios de mexicanos a ese país retomen su dinámica previa a la crisis.

La crisis económica y “Efecto Arizona” son mencionados como los factores principales que han detenido el flujo de migrantes mexicanos a EEUU, que no ha aumentado desde 2008.

Si bien pueden ser diferentes los factores que han intervenido en esta situación, dos son los principales: 1) De 2007 a 2009 la crisis económica y 2) De 2010 a 2011 el “Efecto Arizona” que comprende una oleada de leyes antiinmigrantes que inician con la promulgación de la llamada “Ley Arizona” y que se han extendido a al menos otros 5 estados en EEUU (Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur y Tennessee).

La crisis económica generó que cerca de 500 mil migrantes mexicanos perdieran su empleo. Posteriormente, entre el último trimestre de 2009 y junio o julio de 2010 los migrantes mexicanos al  igual que la mayoría de los grupos más importantes de migrantes mostraron una tendencia ascendente en empleos, logrando recuperar cerca de 150 mil puestos de trabajo. No obstante, tras la llamada “Ley Arizona” comenzó una fase de cerca de un año de disminuciones de empleo para los migrantes  mexicanos en los que perdieron alrededor de 350 mil puestos de trabajo. Las acciones contra los  migrantes registradas en diferentes estados que llevaron a promulgar leyes antimigrantes afectaron  principalmente a los mexicanos, puesto que representan cerca de 60% de los indocumentados en  EEUU. En los estados que aplicaron leyes antimigrantes se redujo en conjunto la población de migrantes mexicanos en 133 mil, lo que desincentivó la migración de mexicanos a EEUU. 

 A partir de la segunda mitad de 2011 los migrantes mexicanos han comenzado una nueva fase de  expansión en el empleo. La flexibilidad laboral es un elemento que les permite moverse a otros sectores económicos o regiones. No obstante, aún permanecen desempleados alrededor de 340 mil migrantes mexicanos más en comparación con los que había a fines de 2007. De continuar la tendencia en la reducción en el desempleo en los migrantes mexicanos los incentivos a emigrar en migrantes  potenciales en México aumentarán.

Los migrantes mexicanos contribuyen con 4% del PIB total de EEUU. Incluyendo a los mexicanos de 2ª o 3ª generación la contribución es de 8%.

La productividad media de un migrante mexicano es en promedio 21.5% inferior a la media nacional de EEUU, y 16.8% menor al del promedio de los migrantes en su conjunto en ese país. No obstante, contribuyen de forma importante al PIB de EEUU. En 2003 contribuían en cerca de 3.8% del PIB de ese país, creciendo año con año su participación hasta llegar a un tope histórico en 2007, de 4.1%. En 2009  tras los efectos de la crisis la participación de los migrantes mexicanos disminuyó a 3.8% del PIB. Si se considera además de los migrantes mexicanos a los mexicanos de segunda y tercera generación la contribución de los mexicanos al PIB de EEUU es cercana a 8%.

En algunos sectores la contribución económica de los migrantes mexicanos es  superior a 10% de PIB. Pese a que menos de 5% de los migrantes mexicanos que laboran se ocupan en el sector agrícola,  silvícola o pesca, estos contribuyen con cerca del 18% del PIB de este sector; es decir casi una quinta parte del valor agregado de la agricultura en EEUU proviene de la fuerza de trabajo de migrantes mexicanos, siendo la rama económica donde mayor contribución tienen en ese país.

En segundo lugar, se encuentra el sector de la construcción, en el cual los migrantes mexicanos            contribuyeron en 2011 con 13.4% del total nacional. Antes de la crisis económica, se presentó un  incremento importante de la contribución de los migrantes mexicanos en este sector llegando a ser          de hasta el 15.7% en 2007, pero tras la recesión, fue de los sectores más afectados tanto para el empleo general de EEUU como para los migrantes mexicanos.

La tercera rama económica donde los migrantes mexicanos tienen mayor participación es en servicios de alimentación y alojamiento (restaurantes, bebidas, hoteles, entre otros), en el cual contribuyeron entre 2003 y 2011 en promedio con 11.7% del PIB nacional.

Los flujos migratorios no aumentan, pero no ha habido un regreso masivo de  migrantes mexicanos. Cifras de diferentes fuentes oficiales tanto de México como de EEUU muestran que no ha habido un retorno masivo de migrantes mexicanos tras la crisis económica y el endurecimiento en la política migratoria en el vecino país del norte. Por ejemplo, fuentes como la Encuesta de Migración en la Frontera Norte de México (EMIF Norte) y de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que capta flujos de inmigración con periodicidad trimestral, no revelan niveles por encima de los que se tenían en años previos a la crisis económica.

 Los que están regresando son en su mayoría jóvenes, del sexo masculino y con bajos niveles de escolaridad. Cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) muestran que en general, la mayoría de los migrantes que regresan son del sexo masculino, aunque la proporción de mujeres ha tendido a  aumentar.

También en su mayoría son personas en edad productiva, alrededor de 80% se encuentra           en el rango de edad de los 18 a los 49 años. Los migrantes retornados con 65 o más años representan  también una proporción relativamente pequeña, pero ha tendido a aumentar ligeramente de alrededor de 2% entre 2006 y 2008 a poco menos de 4% en 2011. Por nivel educativo, los datos muestran que la mayoría de los migrantes retornados son de niveles de escolaridad relativamente bajos (primaria o inferior), aunque en los mayores niveles educativos (bachillerato y profesional o superior), la proporción de retornados ha tendido a incrementar en años recientes.

La mayoría de los migrantes que regresan encuentra trabajo rápidamente, aunque no todos de calidad . Alrededor de 67% de los retornados pertenece a la Población Económicamente Activa, y de este grupo  cerca de 70% encuentran trabajo en los primeros tres meses de haber regresado al país, aunque entre  2008 y 2010 la proporción se redujo ligeramente. A los seis meses de haber retornado, aproximadamente    90% de todos los migrantes ya han encontrado al menos un trabajo, y casi la totalidad de los migrantes mexicanos que regresan encuentran una ocupación en menos de un año.

La mayoría de los migrantes mexicanos retornados se emplean como subordinados y remunerados, y en segundo lugar como trabajadores por cuenta propia. En los últimos años este segundo grupo ha  tendido a disminuir su proporción y el primero a incrementarla. Es probable que, un gran número de los regresos se deba a la falta de empleo en EEUU y consecuentemente ahora es menor la proporción de migrantes que llega con suficientes recursos para emplearse por su cuenta o para ser generador de empleos y por tanto una mayor proporción busca emplearse como subordinado o remunerado.

Alrededor de 80% de los retornados no cuenta con prestaciones, por lo que es probable que la mayoría de los que regresa lo haga como trabajador informal.

Si Te Gusto Compártelo Con Tus Amigos


Autor: Jaime Mamani Mendoza

Bienvenidos(as), Mi Nombre es Jaime Mamani Mendoza, Nacido en La Paz Bolivia, Autor de varios Blog, voy camino Hacia mi Libertad Financiera, en mi Blog encontraras Informacion de Finanzas Personales, Educacion Financiera, Inversiones, Negocios por Internet y Otros.
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply

Por Favor Deje su comentario, duda o consulta....